el Santo Rosario by Maria Morera Johnson

2

johnson_mariaHace tiempo que reflexiono sobre las gracias que he recibido rezando el rosario, pero encuentro que hoy, durante este día en que celebramos la vida con demostraciones para educar el publico, recuerdo aquellas gracias, y como me animan, refuerzan, y a menudo consuelan.

Yo podría decir que el rosario cambió mi vida. Quizás mejor dicho, el rosario salvó mi vida. Mi fe y mi falta de oración habían sido un desafío tibio durante muchos años. Mucho de aquel tiempo fue añorando una relación mejor con el Señor, pero realmente no sabiendo como proceder.

Cuando yo era niña en la escuela y veía a los grupos de niños que jugaban juntos y disfrutaban de los juegos, sabiendo que ellos probablemente me darían la bienvenida para jugar con ellos, pero yo era tímida y me sentía torpe, y por lo tanto nunca quize iniciar la amistad.

Pienso que Dios sufrió conmigo de la misma manera. Él deseaba una relación conmigo tanto como yo la buscaba. Pero fue mi debilidad, mi timidez, y aquellos sentimientos de la insuficiencia en no saber como rezar o que decir que me contuvo.

¿De coincidencia (son realmente coincidencias o sólo oportunidades de ver la mano de Dios en nuestras vidas?) en el mismo tiempo en que yo buscaba la manera de aprender a rezar, mi hija mayor asistió un retiro donde aprendió a hacer rosarios. Ella regresó llena del espíritu santo y me regalo el rosario qua habia hecho.

Su entusiasmo era contagioso. Los jovenes en ese retiro aprendieron a hacer rosarios con la idea que ellos deberían rezarlos después de hacerlos, y luego pasarlos a alguien más para crear una cadena de oración. Aquel rosario que me dió mi hija era bonito, pero también tenía el valor sentimental de haber sido hecho por ella. Yo desesperadamente quise rezar con el, pero no sabía. Era literalmente un misterio.

Tuve que buscar las direcciones, las oraciones, y el orden de los misterios. Tuve que usar mi librito de oraciones durante ese primer mes, pero entonces, se hizo más fácil y recordé más hasta que finalmente, yo era capaz de mantenerme enfocada para el Santo Rosario entero.

Maria me sostuvo durante aquellas primeras semanas. Nunca me rendí, gracias a Dios, y por eso recibí muchas más gracias del Señor. Es triste que tantas personas no entienden el rosario – tal vez piensan que es una alabanza dirijida a María, repetitiva y sin valor. Hay que clarificar. Entramos en la oración con María, que nos dirige en nuestras meditaciones cuando la exhortamos “ruega por nosotros.”

Ella nos lleva a su Hijo, Jesús, abriendo nuestros ojos a los misterios de su vida, desde la Anunciación hasta la Resurrección y más. Esta oración nos esa para María — es para nuestra salvación. Es una meditación sobre el milagro que es el amor de Dios. Es, de hecho, una de los oraciones más poderosas que conozco. Y puede ser suya, también. Abrácela. Apréndala. Y rézela.

Copyright 2010 Maria Morera Johnson

The Holy Rosary

It’s been a while since I reflect on the graces that I have received by praying the rosary but find that today, on a day that celebrates saying yes to life and to God’s gift of that life through the Walk for Life, I am reminded of those graces, and how they embolden, strengthen, and often console us.

I could say that the rosary changed my life. Perhaps better said, it saved my life. My faith and prayer life had been a lukewarm challenge for more years than it has been on fire for the Lord. So much of that time was spent longing for a better relationship, but not really knowing how to proceed.

It’s kind of like when I was in school and I could see the groups of kids doing really neat things, and I knew that they probably would welcome me to join them, but it was me, shy and feeling awkward, that stood back and didn’t initiate the friendship.

God is like that, I think. He longs for a relationship with me as much as I seek Him. But it is my weakness, my shyness, and sometimes those feelings of inadequacy in not knowing how to pray or what to say that held me back.

By coincidence (are there really coincidences or just opportunities to really see God’s hand in our lives?) at about the same time I was looking for a way to learn to pray, my oldest daughter experienced a retreat where she learned to make all-twine rosaries. She came home excited about the weekend and gave me that rosary as a gift. Her excitement was contagious. You see, the teens learned to make rosaries with the idea that they should pray them after making them, and then pass them on to someone else who would catch the wave.*

The rosary was pretty, but it also had the sentimental value of having been made by my daughter. I desperately wanted to pray with it, but didn’t know how. It was literally and figuratively a mystery to me. I had to look up the directions, the prayers, and the order of mysteries.  I had to use a cheat sheet for the first month, but then, it got easier and I remembered more until finally, I was able to keep up with all of it.

Mary truly held my hand during those fledgling weeks of learning the prayer. I never gave up, which in and of itself was a grace, but many more graces followed.

Sadly, so many people misunderstand the rosary – they believe it is praying to Mary, repetitious and valueless. It is the opposite. We enter the prayer with Mary, who guides us on our meditations as we exhort her to “pray for us.”  She guides us to her Son, Jesus, by opening our eyes to his life, from his very beginning in her womb through to his Resurrection.

This is not a prayer to Mary. It is a prayer about our salvation. It is a prayer about the miracle that is God’s love. It is, in fact, one of the most powerful prayers I know. And it can be yours, too. Embrace it. Learn it. And pass it on.

Rosary Army, born at that teen retreat, dedicates itself to making, praying, and giving away all-twine rosaries. In a fun twist on giving campaigns, Rosary Army is giving away 5,000 rosaries for Rosary Army Soldiers to distribute during Lent. Follow the link to learn how to participate.

Share.

About Author

Maria Morera Johnson, author of My Badass Book of Saints: Courageous Women Who Showed Me How to Live and Super Girls and Halos: My Companions on the Quest for Truth, Justice, and Heroic Virtue, writes about all the things that she loves. A cradle Catholic, she struggles with living in the world but not being of it, and blogs about those successes and failures, too.

2 Comments

  1. lourdeszanabria on

    Saben, yo vivo en Hallandale desde hace 30 anos y siempre estuve buscando Iglesias para poder llevar a mi familia entera, pero claro yo queria en espanol, pues mi mama hablaba espanol y queria continuar haciendolo asi mis hijos jamaz perderian nuestro idioma. Pero el punto fue que en esos anos nosotros rogabamos para que el pastor nos diera oportunidad en celebrar una misa siquiera en espanol en St. Charles de Borromeo, mucho pasamos, pues no era facil, ellos decian que no habia mucha propina por parte de los hispanos, que en realidad los que mantenian esa Iglesia eran los Canadienses, en fin. Nunca pudo inscribirme en una Iglesia en mi ciudad. Luego iba a St. Matheus, tambien St. Sthepens, asi hasta que mis varones fueron a un colegio catolico privado y por muchos anos asisti a Nativity, muy contenta aqui, pero lejos de mi casa. Luego mis hijos terminaron la escuela en Chaminade y me regreso a Hallandale a St. Charles, muy feliz algunos anos y ahora desde Octubre 2009 el Pastor nos dice que cerraran nuestra Iglesia. Ya mis hijos grandes y yo con el tiempo de hacer cosas, quiero servir a Dios, quiero estar dentro de una comunidad activa catolica . Al leer su articulo, me vinieron tantas cosas lindas, siempre tocando puertas y todavia no encuentro una que me de esas oportunidades que preciso, pero sabe que? me gustaria estar en un grupo donde se hacen o fabrican rosarios, asi como fue su hija, usted cree que haya algun lugar donde yo pueda ir? Bueno, tengo 55 anos y con muchos deseos de rezar rosario sin tener que seguir un librito, sino rezarlo asi como una conversacion normal, yo lo rezo pero todavia con los libritos, por favor ayudeme a encontrar ese lugar que necesito, muchas gracias

  2. Gracias por su comentario, Lourdes. Yo se que es dificil encontrar un lugar que podemos llamar “nuestros.”

    Recomiendo que pida un rosario en http://rosaryarmy.com, los regalamos. Aunque todo esta en ingles, puede pedir los informes y las instrucciones en espanol. Luego, identifiquese en la arquidiocesis de Miami buscando grupos en espanol—me imagino hay en Hallandale–solo no los encuentra 🙂

    Que el Espirtu Santo le ilumine su camino, y la virgencita la guarde en su manta.

Leave A Reply

Notify me of followup comments via e-mail. You can also subscribe without commenting.